SUNU BUGA BUGA

LA PRUSIA

La Prusia, o Las Prusias, es el nombre de un barrio de Granada. Es uno de los muchos cinturones de pobreza que rodean las ciudades de Nicaragua. Es un barrio marginal y marginalizado.Se extiende unos tres kilómetros al Suroeste de Granada.El único acceso en coche a La Prusia es un camino de tierra que pasa junto al barrio de Las Camelias, cerca del Cementerio.Va hacia la Laguna de Apoyo, joya turística, aunque se pierde en el último tramo. El acceso por este lado a la Laguna es privado y no demasiado fácil. La mayor parte de las viviendas en La Prusia están dispuestas a lo largo de ese camino.

LAS CASAS DE LA PRUSIA

Son chabolas de restos de tabla ('ripio') y chapa, suelo de tierra y letrinas en el exterior. Chabolas que se inundan y letrinas que, igual que la ropa, mantienen muy limpias. En ellas viven algo más de mil personas, con una media de edad en torno a 25 años. Antiguos campesinos desahuciados, sin sitio en la ciudad, en una zona semi-urbana. .

Más de doscientas familias viven en chabolas en varias áreas de La Prusia, la mayoría al borde del camino municipal. Son pocos los que tienen tierras donde construir sus propias casas, también de restos de madera y lata.La alimentación es elemental, basada en arroz y frijoles, e insuficiente. Los niños dicen a veces "en mi casa no se cena porque no hay reales".

Todos los años, de mayo a noviembre, llueve mucho y tanto las gentes del barrio como todos los que vivimos en ACE2 tenemos que ir andando a Granada. Sólo los niños disfrutan con el barro.

La historia se repite cada año: las lluvias dejan casi impracticable el Camino de La Prusia. En la estación de las lluvias no pueden entrar en el barrio ni siquiera vehículos de emergencia. Cuando los vecinos no pueden aguantar más acuden a la Alcaldía de Granada. Vienen con máquinas y tierra y lo dejan igualado, pero sin cunetas ni desniveles, simplemente plano. Mientras dura el arreglo, todos contentos. Cuando cae la primera lluvia fuerte en mayo, el camino queda de nuevo impracticable.

Agradecemos a Engineers without Borders de Estados Unidos y muy especialmente a los de la Universidad de Connecticut, que han venido a La Prusia y están haciendo un estudio para desviar las aguas e impedir que el Camino quede de nuevo intransitable. La Prusia necesita $50,000 para el trazado de cunetas, desagües y refuerzo del Camino.

RECOGIENDO BASURA

Aunque, gracias a las gestiones de los voluntarios de ACE, un camión de la Alcaldía pasa a veces recogiendo las bolsas de La Prusia, muchas familias siguen esparciendo y enterrando o quemando los desperdicios. El hecho es que en La Prusia suele haber mucha basura. ACE decidió hacer una campaña de sensibilización en la Escuela y en el Barrio, explicandoles lo tóxica y peligrosa que puede llegar a ser ser esa costumbre para ellos y sus hijos.   


LA PRUSIA

SelectionFile type iconFile nameDescriptionSizeRevisionTimeUser
Comments